Nutrición en el Embarazo

¿ESTÁS PENSANDO EN QUEDAR EMBARAZADA O YA ESTÁS EMBARAZADA?
La mujer necesita un adecuado desarrollo físico y biológico para garantizar el crecimiento y desarrollo normal de sus hijos durante la gestación. Por lo tanto, es indispensable conocer las necesidades de nutrientes durante esa importante etapa de nuestras vidas.
Antiguamente se pensaba que las embarazadas debían “COMER POR DOS” lo que significo aumentos de peso excesivo, mayor riesgo de enfermedades como la diabetes gestacional (aumento de azúcar en sangre), preclamsia (aumento de la presión arterial), niños prematuros, niños con bajo peso de nacimiento y malformaciones. Mantener un estado nutricional antes, durante y después del embarazo previene esas enfermedades y garantiza que la madre será capaz de entregar a su hijo todo lo necesario para que crezca sanito.
 
MICRONUTRIENTES CRÍTICOS EN EL EMBARAZO
Ya sabemos el rol fundamental que juega la alimentación en el embarazo, pero existen los llamados nutrientes críticos que si o si deberán estar en la dieta de la gestante.
 
• Ácido Fólico:
Durante el siglo pasado se vio que muchos niños nacían con defectos en el tubo neural, que son defectos congénitos del cerebro, la columna vertebral y la medula espinal del niño. En el año 2000 se estableció la fortificación obligatoria de la harina de trigo con Ácido Fólico porque se consume diariamente a través del pan y sus derivados.
Otras fuentes de ácido fólico son leguminosas, maní, espinaca, betarraga y palta.
 
• Calcio:
El calcio que almacena la madre en sus huesos es movilizado a través de la placenta al feto, por lo tanto, se debe consumir 3 a 4 porciones diarias de lácteos y sus derivados que son las principales fuentes de este micronutriente. La pérdida de dentadura en el embarazo tiene como factor principal el déficit de calcio, ya que, no muchas madres saben que si no lo consumen en la dieta perderán sus reservas y de ser así la madre podría desarrollar osteoporosis y el feto tendría menor desarrollo de sus huesos.
 
• Hierro:
Las necesidades de hierro se duplican durante el embarazo por eso es necesario suplementarlo, generalmente con Sulfato Ferroso. Las reservas de hierro se agotan y se produce anemia que aumenta el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso de nacimiento.
La suplementación se recomienda acompañarla de alimentos que contienen este micronutriente como: carnes rojas, carnes blancas, legumbres, betarraga y acelga.
 
• Zinc:
El déficit de zinc se ha asociado a partos prematuros, menor crecimiento y malformaciones neurológicas. Su principal función es promover el crecimiento del niño. Las principales fuentes alimentarias de zinc son carnes, mariscos (deben ser cocidos) tomate, lácteos, huevos, frutos secos y cereales integrales.
 
• Ácidos grasos omega 3:
Muy importantes en el desarrollo del cerebro y la visión del bebé en gestación. El niño los recibe a través de la placenta, el consumo de Omega 3 por parte de la madre depende del adecuado desarrollo cognitivo del niño. Como estrategia nacional se entrega en los consultorios, postas y hospitales la Leche Purita Mamá, porque aunque es rechazada por la mayoría de las embarazadas y madres que amamantan, muchas de ellas desconocen la importancia que tiene esta bebida láctea que es fortificada con vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3.
 
Les comparto la cantidad de kilos que debe subir la embarazada según su estado nutricional antes de embarazarse y además que hacer si presentan síntomas típicos de los primeros meses de embarazo como son náuseas y vómitos.
Siempre es importante asesorarse con un (a) especialista en nutrición, porque los requerimientos nutricionales varían en cada persona según un millón de factores. Respecto al embarazo, ahora ya conocen la importancia que tiene la alimentación en este periodo y, por lo tanto, si usted quiere embarazarse o ya está embarazada considere visitar a un especialista y vaya a sus controles.
 
Espero les sirva, compártelo con tu familia y amigos.
Que tengan una bonita tarde.
¡Abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *